¡Mantenga el entusiasmo!

El crecimiento nos aporta sabiduría, experiencia y, a menudo, una mayor confianza en uno mismo y menos inseguridades. Cuando hablamos de crecer, no nos referimos a una edad específica, sino a un sentimiento.

Probablemente se ha encontrado con una persona más joven que ya actúa como alguien de más edad, o con un padre o un abuelo que tiene más vida social que sus hijos, es más activo físicamente y tiene un mayor “entusiasmo” general. Mientras tenga salud, la edad es solo un número.

¡Mantener el entusiasmo es sencillo! Consulte nuestros consejos prácticos para ser más feliz y saludable independientemente de la edad:

Comparta experiencias

Aprenda de sus errores. Todos los cometemos, así que no sea tan duro consigo mismo. Si se arrepiente de haberse excedido en su juventud o de no haberse cuidado de la forma en que debería haberlo hecho, comparta sus experiencias. Y, lo que es más importante, no se quede anclado en el pasado. No puede cambiarlo, así que céntrese en el futuro. Hable con las personas que le rodean: no será el único que quiera embarcarse en un estilo de vida más saludable, así que averigüe qué es lo que inspira y motiva a los demás y haga nuevos amigos por el camino.

Manténgase mentalmente estimulado

Mantener la mente en constante funcionamiento puede ayudar a evitar el aburrimiento, la depresión y la ansiedad. Es muy fácil estar pendiente de una pantalla de televisión o pasar páginas en las redes sociales, pero si cree que se está volviendo adicto a las pantallas, ha llegado el momento de probar algo nuevo. Lea un libro, coloree un dibujo, haga algo desde cero, cocine o aprenda una nueva habilidad.

Permanezca físicamente activo

No importa si no es atleta. ¡Únase al club! La mayoría somos capaces de ponernos unos zapatos y salir a dar un paseo, sea cual sea nuestro estado físico. Salir al aire libre hace maravillas tanto para disfrutar de una mayor claridad mental como en cuanto al bienestar físico. Los niveles de oxígeno aumentan, la piel resplandece y el bombeo de la sangre llega a los órganos vitales. También descubrirá que duerme mejor y se despertará cada mañana sintiéndose más renovado.

Nutra su cuerpo con alimentos saludables

En absoluto queremos decir que deba pasar hambre o que renuncie a un trozo de chocolate o a una copa de vino. Se trata de encontrar el equilibrio. Sin embargo, en el día a día, trate de evitar los sabores artificiales, los conservantes y los aditivos. Aportan poco valor nutritivo y pueden dejarle sin las vitaminas y los minerales necesarios para prevenir los resfriados, los virus estomacales y otras enfermedades. Los alimentos “saludables”, como los cereales integrales, las grasas buenas, las frutas y las verduras ayudan a mantener el cuerpo más fuerte y a evitar la niebla cerebral.

La “juventud” es tanto un estado mental como un estado físico y envejecer puede ser una de las etapas más felices de su vida. Busque personas de ideas afines y con un gran entusiasmo, independientemente de su edad, y viva plenamente aquí y ahora para disfrutar de un estilo de vida más saludable y feliz.