Redescubre el ciclismo

¿Cómo te sientes al llegar a la oficina tras haberte quedado atascado en el tráfico de la mañana o en el tren? Como la mayoría de los que vamos en coche al trabajo, probablemente algo molesto y desconcertado. Quizá te has sorprendido a ti mismo mirando con envidia a los ciclistas que atraviesan la larga fila de coches o se deslizan por un puente ferroviario… ¿Has pensado en unirte a ellos?. ¿Por qué no?

Datos sobre el ciclismo

Ir en bici es el modo más eficiente del planeta de moverseutilizando la potencia muscular.

Algunos países, como Holanda, tienen antiguas tradiciones ciclistas y en los países que no las tienen, ha habido algo de debate sobre si los beneficios de ir en bicicleta sobrepasan a los riesgos, así que vamos a echar un vistazo a ambos…

¡Ir en bici es bueno para el cuerpo y la mente!

En primer lugar, ¡ir en bici es el modo más eficiente del planeta de moverseutilizando la potencia muscular! ¿Por qué? Porque la bicicleta transporta la mayor parte de nuestro peso, lo que comporta mucho menos esfuerzo para todo el cuerpo. Recorrer una distancia dada en bicicletagasta una tercera parte de energía de lo que llevaría caminarla.

En segundo lugar, los beneficios físicos y mentales de ir en bicicleta incluyen (pero no se limitan a) mayor acondicionamiento cardiovascular, fuerza muscular y flexibilidad, mejora de la postura, coordinación y movilidad de las articulaciones, al igual que reducción del estrés, ansiedad y depresión. El ciclismo también ha estado vinculado a una reducción de la probabilidad de desarrollar afecciones importantes, como diabetes tipo 2 y artritis. Así que ir en bicicleta puede ser una gran oposición a todo lo relacionado con un estilo de vida sedentario.

En general, personas de todas las edades, jóvenes o mayores, pueden disfrutar del ciclismo como ejercicio de bajo impacto. De manera similar, no importa si vas en bicicleta de modo casual al trabajo cada mañana o si entrenas para un triatlón: el ciclismo es beneficioso, no importa la intensidad con que lo practiques.

En tercer lugar, ir en bicicleta no solo es bueno para nosotros, ¡sino para todo el mundo! Al dejar el coche en el garaje, hacemos que la contaminación acústica y atmosférica disminuya, al igual que la congestión de las carreteras, por lo que mejora la calidad de vida de todos nosotros.

Encarar las barreras del ciclismo…

Sin embargo, aunque hay muchas evidencias o experiencias para sugerir toda la gama de beneficios que el ciclismo puede aportar, siempre hay algo de contención sobre los supuestos riesgos, y a menudo se presentan en términos más bien en blanco o negro. Por ejemplo, puede haber una noción inútil de que el ciclismo es simplemente “peligroso”. De hecho, los accidentes que involucran a ciclistas son en proporción escasos en todos los países.

Dados los beneficios para la salud que comporta ir en bicicleta, de igual modo hay un argumento de peso que indica que es más nocivo para tu salud no ir en bicicleta. Aplicar el sentido común al ir en bicicleta, como llevar ropa reflectante, quedarse en los carriles bici, respetar las normas de seguridad vial y estar atento al tráfico ayudarán a garantizar una experiencia segura. Una revisión completa y regular de la condición y configuración de la bicicleta también le dará tranquilidad.

El ciclista motivado

Si quieres practicar más ciclismo, ¿cómo puedes motivarte?
Primero, presta atención al aparato con el que vas a trabajar: ¿La bicicleta que has tenido guardada en el garaje durante los últimos 10 años da la talla? Si no la da, ¿qué necesita? ¿Que se le pase un trapo, se compruebe el estado de la bici y se le haga una pequeña puesta a punto, o pasar un tiempo en una tienda de bicicletas para que un experto la evalúe adecuadamente? Si tienes una bicicleta recia y fiable que te ha encantado durante años, tendrías que invertir algún tiempo, esfuerzo y seguramente dinero para mejorarla. Si crees que tu bicicleta ya no es lo que era, dirígete a la tienda de bicicletas más cercana y echa un vistazo a su selección. Sea lo que sea necesario para salir y pedalear, hazlo.

¿Qué tal ir en bicicleta al trabajo? Muchas personas que utilizaban el coche para ir al trabajo y se cambiaron a la bicicleta comentaban que tenían toda una nueva perspectiva de sus vecindarios, descubriendo tiendas, vistas y calles encantadoras. Raras veces encontrarás congestión de bicicletas en la carretera (excepto quizá en algunas ciudades grandes), lo que hará tu camino al trabajo mucho más agradable. Si te preocupa llegar algo sudoroso, ten en mente que ir en bicicleta no tiene por qué ser extenuante para ser beneficioso; tan solo sal con algo más de tiempo y ve a una velocidad cómoda.

Incluso si no tienes una bicicleta, si vives en una gran ciudad hay muchas posibilidades de encontrar un servicio de alquiler de bicicletas, con bicicletas apostadas por toda la ciudad. Si estás de escapada de fin de semana es una gran alternativa al (a menudo en lo que se refiere a gastos) transporte público. ¿Por qué no compruebas si tu futuro destino de vacaciones ofrece este servicio y te llevas algo de ropa cómoda?

Últimamente, más y más personas invitan a sus colegas, amigos y familia a apoyar sus extraordinarios desafíos ciclistas como una carrera de Argentina a Chile, con donaciones a organizaciones benéficas y creando conciencia. Es una gran oportunidad para pasar algo de tiempo de calidad en tu bicicleta y para contribuir a una buena causa.

Y no te olvides, es una actividad familiar ideal. ¿No recordamos todos el momento en el que nosotros o nuestros niños fueron capaces de mantener el equilibrio en una bicicleta por primera vez? ¡Todo un logro! Así que sal y consigue una bicicleta para tus personas queridas, y empieza a crear esos recuerdos.

SA-186x186_microsite_Aug-2015