Exprésese

Cuando se tiene uno de esos días tan frustrantes, es muy fácil ignorar cualquier aspecto positivo. Más bien preferiría olvidarlo. Tanto si está atravesando un momento complicado como si, simplemente, trata de verle el sentido a los retos a los que se enfrenta cada día, utilizar la escritura como forma de autoterapia tal vez sea el mejor regalo que pueda hacerse.

Nuestras mentes procesan innumerables pensamientos a diario, por lo que contar nuestras experiencias a seres queridos y amigos nos ayuda a verle el sentido a nuestras vidas.

Por lo menos, antes era así. La vida moderna nos mantiene a todos más atareados que nunca. La gente está más preocupada por lo que sucede en sus propias vidas. Las conversaciones o las comunicaciones, o bien simplemente no se producen, o bien pueden malinterpretarse fácilmente o resultar forzadas. A veces, disponer de un espacio privado donde poder descargar lo que nos preocupa es justo lo que necesitamos.

La escritura expresiva como terapia es un método probado para afrontar y comprender las crísis personales, las angustias y los acontecimientos estresantes, y se ha demostrado que ayuda a la gente a recuperar su bienestar psicológico.

La escritura expresiva como terapia es un método probado para afrontar y comprender las crísis personales, las angustias y los acontecimientos estresantes.

En pocas palabras, la escritura expresiva es un estilo personal y emocional en el que la forma y demás convenciones, como la gramática, la ortografía o el talento, se mandan a paseo. Se trata de expresar simplemente lo que piensa como método de ayuda para procesar ideas y sentimientos. La escritura expresiva no se ocupa de lo que ha sucedido, sino que la atención se centra en cómo se siente con respecto a lo que ha ocurrido o lo que está ocurriendo.

¿Cuáles son los beneficios de la escritura expresiva?

Escribir contribuye a reducir el estrés y mejorar el sueño, las relaciones, la concentración y el rendimiento en el trabajo. Las investigaciones al respecto también demuestran que la escritura expresiva puede mejorar el bienestar psicológico, por ejemplo, aliviando los síntomas de ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático.

Se ha utilizado incluso para ayudar a personas en estados graves. En estudios recientes se ha demostrado que la escritura expresiva resultó un recurso muy positivo para personas que se habían enfrentado, y habían superado, enfermedades terminales. Los pacientes que reflejaron por escrito sus pensamientos y sentimientos durante el tratamiento y el diagnóstico de la enfermedad, lograron beneficios tanto físicos como psicológicos a largo plazo. Les ayudó a adquirir una sensación de control en sus vidas ante la vivencia de una situación extremadamente difícil.

Sin embargo, esta actividad no se ciñe únicamente a los momentos en los que hay que enfrentarse a las circunstancias más duras de la vida. Todo el mundo puede beneficiarse de la escritura expresiva puesto que se trata de un método íntimo y personal de afrontar los propios desafíos vitales, tanto los grandes como los pequeños, y de reflejarlos y ponerlos en contexto.

¿Cómo empiezo?

Si desea intentarlo y embarcarse en el viaje de la escritura expresiva, deberá hacerlo a su propio ritmo. Todo lo que necesita para empezar es sentir el deseo de expresarse. Puede hacerlo usando lápiz y papel, o bien en un ordenador portátil o iPad. Aquí tiene algunos consejos para iniciarse en el mundo de la escritura expresiva:

  • Busque el momento y el lugar en que se sienta más cómodo y no puedan interrumpirle. Cualquier sitio vale: desde su dormitorio a la mesa de la cocina o incluso su rincón favorito del jardín.
  • Escriba sobre cosas personales e importantes para usted, como algo que haya sucedido o algo que vaya a pasar y que le preocupe. Trate de centrarse en cómo se siente.
  • Reflexione sobre sus palabras y pregúntese si ha surgido en la escritura algo sorprendente o inesperado. ¿Qué nuevas perspectivas ha adquirido?
  • Cuando termine, puede hacer con su texto lo que quiera. Es posible que desee conservar lo que escriba para volver a verlo pasadas unas semanas o meses. O, por otro lado, tal vez sienta que ha procesado ya sus sentimientos y sus ideas, y prefiera deshacerse de sus palabras. Puede sonar extraño, pero tal vez sea una liberación; un acto que simboliza que esos pensamientos ya no tienen efecto sobre usted.
  • No se preocupe por el estilo de su escritura ni por la ortografía o la gramática, lo importante es reflejar sus pensamientos y sentimientos sobre el papel.
  • No critique su forma de escribir ni trate de buscarle sentido, está bien sacar lo que está sintiendo.
  • Es muy importante tomarse la escritura expresiva con toda la calma que sea necesaria. No escriba sobre un tema difícil o con mucha carga emocional hasta que se encuentre preparado. Si le hace sentir cierta incomodidad, déjelo para otro día.

Obviamente, la escritura expresiva tendrá un significado diferente para cada persona. Todo el mundo juzga su propia capacidad de redacción. Lo principal es no sentirse cohibido al hacerlo. Para empezar, dar rienda suelta a las palabras puede suponer una auténtica liberación; no se trata de algo con lo que ganar premios, sino que solo debe importarle a usted.

Si tomándose un rato al final de la jornada consigue poner en perspectiva los triunfos y las dificultades a los que se ha enfrentado durante el día, será de verdad una pequeña victoria, además de la clase de entrenamiento y de ejercicio que puede contribuir a aportarle un enfoque equilibrado sobre todo lo que la vida le ponga por delante.que puede ayudarle a dar un enfoque equilibrado a todo lo que la vida le depara.

SOM-186x186_microsite