En las raíces del fitness: Aminoácidos

Los aminoácidos son los bloques de construcción de la vida. Podría decirse que estas pequeñas moléculas son las raíces a partir de las cuales crece el árbol de la vida y, al igual que estas, proporcionan los nutrientes necesarios para que crezca y se desarrolle el resto de la planta; los aminoácidos desempeñan un papel esencial a la hora de suministrar la energía que necesita el organismo mediante proteínas, como carne o productos lácteos.

Los profesionales del fitness conocen desde hace tiempo la función que desempeñan determinados tipos de aminoácidos en el aumento de la masa muscular y el rendimiento. De estos, determinados tipos conocidos como “aminoácidos de cadena ramificada” (o BCAA) se han convertido en un suplemento muy popular para favorecer la descomposición, la reparación y la función muscular. Pero, ¿qué son los aminoácidos de cadena ramificada y qué ventajas aportan a las personas conscientes de la salud como usted?

En primer lugar, existen tres tipos de BCAA: valina, leucina e isoleucina. Los tres juntos se conocen como aminoácidos de cadena ramificada debido a la forma de su estructura molecular. Actuando principalmente como turbocargadores para los métodos de síntesis de proteína que utiliza el organismo, los suplementos que contienen uno o más de estos BCAA fomentan el desarrollo muscular con el paso del tiempo, lo que permite a los atletas aumentar su masa muscular, incluso cuando reducen activamente la ingesta de calorías mediante dietas.

Los beneficios secundarios que se les atribuyen incluyen ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y mejorar el metabolismo de la glucemia, lo que aporta una mayor resistencia y capacidad de entrenar más duro durante más tiempo.

Además de un uso extendido en el mundo del deporte y el fitness, también se considera que los aminoácidos ayudan a regular el sueño y el estado de ánimo. Con unas ventajas positivas demostradas, los suplementos de aminoácidos de cadena ramificada no solo son beneficiosos para aumentar el rendimiento en deportes profesionales o conseguir unos abdominales definidos en la mitad de tiempo: la ingesta de BCAA también resulta beneficiosa en dietas estrictas o cuando se practica el ayuno intermitente. A diferencia de otros aminoácidos, los suplementos de BCAA no se descomponen en el hígado, sino que estas moléculas que ayudan a aumentar la masa muscular se absorben directamente en los músculos, lo que aporta una buena dosis de bloques de construcción de proteínas justo cuando se necesita.

En función de sus objetivos de fitness, los suplementos de aminoácidos de cadena ramificada pueden tomarse antes de una sesión de entrenamiento, durante el ejercicio para combatir la fatiga y prolongar el rendimiento o como parte del programa de recuperación después del entrenamiento.  En cualquier caso, los suplementos de BCAA deberían formar parte esencial de su estilo de vida activo.

 

 

186x186_microsite_May2017